Hasta siempre “barrilete cósmico”

Se nos fue el Diego, el más grande de todos los tiempos. Se nos fue el “barrilete cósmico”, el de “la mano de Dios”, el mejor jugador de fútbol de la historia.

POR VÍCTOR PEREYRA

La conmoción es mundial, tras la triste noticia del fallecimiento del más grande futbolista de todos los tiempos: Diego Armando Maradona.

Maradona nació el 30 de octubre de 1960 en Lanús; siendo el quinto hijo de ocho
hermanos. Su carrera como futbolista profesional duró 21 años, desde 1976 a 1997; llegando a ser reconocido mundialmente como el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos; y mejor jugador del Mundial México 1986, donde convirtió el gol más importante en la historia de los mundiales.

Los comienzos futbolísticos del Diego tienen sus comienzos en el año 1967, cuando participó de Estrellitas Rojas. Luego se sumó a Cebollitas (1971 – 1974). Años más tarde recaló en el plantel de primera de Argentinos Juniors donde jugó desde el año 1976 hasta el 1980. Su debut como futbolista profesional fue el 20 de octubre de 1976, enfrentando a Talleres de Córdoba. Maradona también pasó por Boca Juniors (1981 – 1982); posteriormente por Barcelona de España (1982 – 1984); Nápoli de Italia (1984 – 1992) y Sevilla de España (1992 – 1993).

Luego volvió al fútbol argentino, donde estuvo un año en Newell’s Old Boys (1993 – 1994); finalizando su carrera como futbolista en Boca Juniors (1995 – 1997). Su último partido como profesional fue el 25 de octubre de 1997.

La participación del más grande de todos los tiempos con la Selección Argentina tuvo su debut el 27 de febrero de 1977; siendo campeón del mundo en México ’86 y subcampeón en Italia ’90,

Su carrera como Director Técnico comenzó en Mandiyú de Corrientes (1994), luego continúo en Racing de Avellaneda (1995), la Selección Mayor de Argentina (2008 – 2010), Al Wasl Fc (2011 – 2012), Al Fujairah Fc (2017 – 2018), Dorados de Sinaloa (2018 – 2019) y Gimnasia de La Plata.

Además de su inmensa trayectoria deportiva Maradona fue conductor televisivo en Argentina e Italia, siendo un inspirador de la “iglesia maradoniana“. También supo participar en una importante cantidad de documentales y series.

Se nos fue el Diego. Se no fue el más grande de todos los tiempos. Se fue el “barrilete cósmico“. Él de “La mano de Dios” como dice la canción de Rodrigo. Se nos fue el mejor jugador de fútbol de la historia.

Cómo no estar triste si cerramos los ojos y vemos y nos emocionamos, cuando recordamos el mejor gol de la historia. El que nos dio semejante alegría a todos los argentinos.

El Diego rodeado por momentos de personas no tan buenas, a las que sus gambetas no pudieron
esquivar, a las que su magia no pudieron destruir, y que siempre estuvieron ahí al acecho y no dejar nada de él.

Pero esas personas jamás lograrán quitar de nuestras memorias, todas las alegrías que el Diego dejó en nuestros corazones; jamás lograrán que olvidemos al que dejó la vida por un país, que dejó lágrimas y sangre por darle una alegría a su pueblo. Dio hasta su último aliento por la celeste y blanca.

Se nos fue el Diego, el de la frase “la pelota no se mancha”. Hoy te digo otra frase: “la memoria no se mancha”. Por eso fuiste homenajeado en cada cancha del fútbol argentino, durante el último año. Por eso la gente coreó tu nombre haciendo escuchar que fuiste, sos y serás el más grande. Por eso no te juzgamos por lo que hiciste con tu vida. Te amamos por lo que hiciste con la nuestra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s