Sigue en estado grave Milagros, la joven agredida en La Cumbre

El papá de la joven llegó desde Buenos Aires para estar cerca de su hija y contó que no puede creer lo que pasó: “La golpeó con una pala, y no solo eso, mi hija recibió piñas y patadas”, dijo.

Apenas se enteró del ataque, el papá de Milagros viajó de Buenos a Córdoba y ahora está con sus hijos, su pareja y los abuelos de Milagros a la espera de cómo evoluciona Milagros. El domingo la joven de 18 años fue atacada por su novio en La Cumbre, recibió un fuerte golpe en la cabeza que le provocó un traumatismo severo y fue derivaba al Hospital San Roque donde sigue grave. 

“Yo me enteré a las 8 del domingo, pocas horas después de que pasara el ataque y salí de Buenos para acá”, cuenta a La Nueva Mañana, Martín, el papá de Milagros y agredece todo el apoyo que tuvo él y su familia para poder estar en Córdoba. 

Sobre la relación que Milagros tenía con Mauricio – el agresor-, contó que no veía con buenos ojos la situación: “Mi hija estuvo tres años de relación con él, y cuando se fue a vivir conmigo en Buenos Aires, se lo sacó de encima, es una forma de decir, porque él era un pibe adicto y yo no le veía ningún futuro con él pero jamás me imaginé algo así”. 

“Milagros volvió el años pasado a ver a su mamá, después de la pandemia y mi único miedo era que volviera con él”, dice el papá de la joven y agrega: “La golpeó con una pala, y no solo eso, mi hija recibió piñas, patadas, la ahorcó incluso, porque tiene marcas en el cuello, es horrible lo que hizo”. 

La joven está estable pero su cuadro sigue siendo complicado. Los médicos cerraron la dosificación de sendantes para ver cómo reacciona neurológicamente y si puede despertar por sí sola a medida que elimine los sedantes que tiene en el cuerpo. 

“Apenas tenga una reacción de despertarse, la idea es ver si se le pude sacar la intubación”, contó hoy a este medio Mariela, la mamá de Milagros, que desde que llegó a Córdoba permanece en el hospital todo el día a la espera de cualquier novedad. “Trato de no moverme de acá, porque puede haber un cambio en cualquier momento, necesito estar acá”, dice Mariela.

“Si bien su cuadro clínico es el mismo, no evolucionó, pero tampoco empeoró y eso es bueno en estas últimas horas, sobre todo porque no hay complicaciones con otro cuadro”, dice esperanzada y agrega, que ayer pudo verla un momento en la sala de terapia intensiva. 

Respecto a la marcha en La Cumbre por el 8M, la mamá de Milagros contó que las amigas de la joven salieron a pedir justicia y mucha gente se movilizó. “El pueblo nos ofreció todo, traslado, pasajes. El intendente también se comunicó con nosotros, diciendo que estaba a disposición, se solidarizó”, contó Mariela. 

Sobre la situación que atraviesan como familia,la mujer expresó: “La violencia de género es algo de siempre, pero este último tiempo siento que todo se desbordó, hay chicas desaparecidas, golpeadas, muertas. En La Cumbre, uno siempre se entera de chicos agresivos en los noviazgos, pero nunca a este punto”. 

FUENTE: LA NUEVA MAÑANA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s