Un nuevo 25 de Mayo desde casa y sin el clásico desfile

El aniversario 211 de la Revolución de Mayo, nos toca celebrarlo, al igual que en el 2020, otra vez desde casa, sin la llevada a cabo del clásico desfile y sin actos presenciales.

Como ya se sabe, el 25 de mayo es una de nuestras fiestas patrias más importantes, ya que conmemoramos la Revolución de Mayo, una gesta que comenzó con los acontecimientos revolucionarios ocurridos en la llamada “Semana de Mayo” y que culminó el 25, con la formación del Primer Gobierno Patrio.

La pandemia del Covid-19 y puntualmente las actuales restricciones y nuevo confinamiento que estamos viviendo, hacen que ciertos eventos, aniversarios o simples actos, se reprogramen, no se celebren o se realicen de otra manera.

Y la jornada del 25 de Mayo, donde celebramos un nuevo aniversario de la formación del primer gobierno patrio, no es la excepción.

Empezando por la “no normal” asistencia a las escuelas, lo cual hace que los niños y niñas del nivel primario, no celebren como se lo hacía h; donde docentes y padres, de manera conjunta, se encargaban de «maquillar» a la dama antigua, al aguatero, al velero, a la mazamorrera y a tantos otros personajes de la vida colonial de antaño.

A su vez, desde los establecimientos educativos, al igual que en el 2020, no debieron decidir qué grados o años tenían que participar del clásico desfile por las calles céntricas de la ciudad.

Y es por ello, que en estos dos último años, no ha pasado desapercibida la no concreción del mismo, ya que se trata de una fecha muy cara para con los sentimientos de los argentinos; y que de una u otra forma, cada habitante de este suelo la vivencia como la fecha patria que es.

La no celebración del clásico desfile

Los últimos desfiles en la ciudad de Alta Gracia, siempre fueron más que un simple acto; incluso cuando los propios alumnos «rezongaban» al momento de querer participar. Y esto es porque había algo que motivaba a participar: el no ir a clases, la feria de platos, la chocolatada con facturas o simplemente ver desfilar a un amigo, conocido o familiar.

Esto es así ya que dicho desfile no solo es de instituciones educativas, sino de escuelas de danzas, de deportes amateurs, clubes de barrio, agrupaciones gauchas; e incluso de fuerzas civiles como la policía, bomberos y defensa civil.

A su vez, una vez finalizado el desfile, al volver a la casa propia o a la de un familiar, seguramente la comida criolla no había de faltar; sumado a que en más de un lugar se realizaba la venta masiva de locro.

Y en el presente año las comidas típicas están más que presentes; con múltiples vecinos que han decidido elaborar el tradicional «locro del 25» o las clásicas empanadas criollas, ya sea para consumo familiar o para la venta. Por lo que se puede decir que la esencia del 25 de Mayo sigue estando presente, más allá de la ausencia de los actos protocolares.

A modo de síntesis, cada argentino y argentina vive de una manera especial y particular la presente fecha; ya que no se trata de un simple feriado, sino tal vez, la efeméride con más celebración patria de todas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s