Aumentos: desde junio sube la factura del gas, la telefonía y el monotributo

Los incrementos de precios regulados, se verán reflejados en las facturación del mes de julio. Además, se esperan más subas en los siguientes meses.

Durante junio inician aumentos con precios regulados que afectarán la cuota del monotributo, el gas y la telefonía. A la par, suben las asignaciones familiares, el salario mínimo vital y móvil (SMVM), y jubilaciones. Mientras que la nafta es el único sector que no se verá afectado.

En cuanto a la cuota del monotributo sube más de un 35,3%. El ajuste será tanto para las cuotas como para las escalas. En abril se aprobó la ley y, recién a finales de este mes, se promulgó. Seguido de la reglamentación que no llegó a modificar el pago final de mayo.

Por otro lado, AFIP recategorizará de oficio a quienes les corresponden una categoría distinta a la actualización. Este año, quien pasó al régimen de autónomos voluntariamente y facturó hasta un 25% más que el tope de régimen, puede volver a la categoría monotributista. Mientras que aquellos que superaron por un valor mayor, pasarán al régimen general y, a su vez, tendrán una pila de beneficios para reducir la carga tributaria.

En cuanto al gas, el aumento es entre un 6 y 7%. La suba será aplicable para el “valor agregado de distribución” (VAD), que es el margen de las distribuidoras. Según publicó Ámbito, fuentes del sector gasífero indicaron que por ahora, será el único ajuste en el año. Aunque queda abierta la posibilidad de aplicar otro incremento, tras las elecciones legislativas, para los productores del sector.

Además de este ajuste, los usuarios soportarán también un aumento en los importes de las tarifas en junio, julio y agosto, los meses más fríos del año, ya con la corrección tarifaria aplicada.

Por su parte, la telefonía móvil aumenta entre un 7 y un 10%. La suba es la segunda parte del iniciado en mayo. Ocurrió luego de que la Justicia dictara una cautelar contra el DNU que las declaró “servicio público”. Desde ENACOM, advirtieron que irán a la Corte Suprema para frenar las subas.

Se espera que la inflación de mayo esté entre 3,5% y 4%. Y, según especialistas, en junio podría desacelerarse por un mayor efecto del cierre de actividades debido a la pandemia del coronavirus. Además, influiría el menor ritmo de depreciación del cambio oficial del Banco Central.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s