Tras 14 años, Paravachasca vivió una histórica nevada

La superficie de cobertura es la más grande de la que se tenga registro. Superó incluso a la nevada del año 2007, que había sido una de las más caudalosas que se recuerden.

El 16 de junio de 2021 será recordado como el “Día de la Nieve” en gran puntos de la Provincia de Córdoba. Atrás ya habrá quedado aquella lejana nevada del 9 de julio de 2007, en donde se vivió una situación similar, que también involucró a la propia capital provincial

Pero esta vez, el manto de algodón natural superó cualquier expectativa y se extendió sobre una superficie y con un grosor inusitado para nuestra región, más allá de las habituales nevadas que suceden invierno tras invierno en las Altas Cumbres.

Es la nevada más importante de la historia de Córdoba de la que se tenga registro”, afirmó el meteorólogo Gerardo Barrera, quien al momento del fenómeno estaba de guardia en el aeropuerto “Ambrosio Taravella”, lugar en donde trabaja como jefe de la oficina de pronóstico.

Comenzó entre las 2 y las 3 de la mañana en las Altas Cumbres y “bajó” a la zona del Gran Córdoba entre las 4 y las 5. Por la altura de las nubes tarda más en descender el copo a la superficie en zonas bajas y, habitualmente, se diluye y se evapora en el trayecto. Pero tal fue la intensidad del fenómeno que la nieve se poso sobre calles, arboles, autos y techos de toda la ciudad. Los copos resultaron espesos y pesados.

Por qué sucedió la nevada

Barrera explica que para que se produzca este fenómeno se deben combinar dos factores climáticos: masa de aire frio a altos niveles de altura de capas de la atmósfera y gran volumen de humedad en el ambiente. 

El combo se conjugó a la perfección: frío más humedad nos regalaron a gran parte de los cordobeses una mañana ideal para no parar de sacarse fotos con fondo blanco.

Al suceder ello, el vapor de las nubes se convierte en sólido y decanta en forma de copos. Son enfriamientos localizados con bajísimas temperaturas y humedad casi al 100 por ciento “Contenido de humedad en todos los niveles de la atmósfera (sobre todo los más altos) que al enfriarse abruptamente generaron este fenómeno”, manifestó.

Es como una aspiradora de aire frío que produce una expansión del espesor de la nubes en un ambiente de bajísima temperatura y por eso cambia de líquido a sólido sus componentes”, grafica Barrera para entender de forma didáctica este fenómeno tan pintoresco en nuestra ciudad, en donde debieron pasar 14 años para volver a contemplar la belleza de una ciudad vestida de blanco.

Las nevadas no son tan comunes en zonas más bajas porque muchas veces la caída del copo hace que se evapore en el viaje hacia la tierra.

Por ello, cuanto más alta es la altitud de la localidad mas posibilidad es encontrarse con nieve. En Córdoba, cayeron entre 10 y 20 centímetros de nieve, lo que equivale a una precipitación de lluvia de unos 20 mm aproximadamente, según explicó el especialista.

Nieve otoñal, ¿muy extraño?

Barrera aclara que desde le punto de vista climatológico existe una media de unos 45 días anteriores y posteriores a la temporada de estación que permite avizorar que pueden suceder fenómenos más relacionados con otra temporada días antes de que esta comience desde el puesto de vista del calendario.

45 días antes de la llegada del invierno ya empezamos tener indicios y fenómenos que se asemejan a lo que sucede propiamente en la estación. Si bien esta vez se dio que pasó esa masa de aire frío que cambió el estado de los componentes de las nubes, no es tan inusual que haya sucedido. Sí puede pasar que ocurra dentro una semana de vuelta, o mañana; o vuelvan a  pasar 15 años. Eso no lo podemos predecir”, expresó.

«Sí puede pasar que ocurra dentro una semana de vuelta, o mañana; o vuelva a pasar en 15 años. Eso no lo podemos predecir».

Gerardo Barrera, meteorólogo

Córdoba, en el “medio” de la tormenta

Córdoba, por su central ubicación geográfica, es una provincia en la que confluyen diferentes climas, fenómenos atmosféricos, se cruzan vientos y convergen temperaturas de cada punto cardinal de nuestro país.

Barrera lo pone en palabras de la siguiente forma: “Córdoba es una muestra de la climatología del país. Tenemos la llegada y la acción de distintos tipos de estados del tiempo que podemos tener en todo el país”.

Desde la humedad que arriba del Litoral que genera lluvias torrenciales; el aire cálido y seco del oeste que provoca temperaturas sofocantes muy elevadas; hasta la corriente polar que sube de la Patagonia que produce hirientes heladas; y niveles de humedad tan fluctuantes que si se conjugan de alguna manera en Córdoba se mezclan todos los climas y fenómenos que podemos encontrar en cada rincón del país.

Granizo, lluvias, sequía, inundaciones y hasta nieve. “Somos un epicentro meteorológico en donde puede suceder de todo”, sintetiza Barrera.

Sin complicaciones

El secretario de Riesgo Climático de la Provincia, Claudio Vignetta, confirmó que la caída de nieve no generó ninguna complicación ni daño severo a la población; aunque sí hubo cortes de rutas, cortes de luz, ramas caídas y despistes de algunos vehículos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s