Tristeza, dolor y bronca, las sensaciones de un afectado por los incendios

El propietario de una de las cabañas afectadas pudo llegar a la zona y lamentó lo ocurrido. “Nos enteramos por los medios, y era imposible llegar, no nos dejaban pasar”, señaló.

El incendio forestal de grandes dimensiones que arrasó la vegetación y derrumbó casas y cabañas a su paso entre las localidades de Potrero de Garay y San Clemente dejó una sensación de tristeza, amargura, dolor y bronca, de acuerdo a lo reseñado por algunos damnificados.

El intendente de Potrero de Garay, Gerardo Martínez, aclaró que “en este momento se encuentra la situación controlada y en guardia de cenizas”, y dijo que “ahora está todo más calmo”.

Al menos 70 casas y cabañas sufrieron la quemadura total de sus construcciones, de las cuales más de 50 se encuentran dentro del complejo Potrerillo Pueblo de Montaña, una urbanización en donde los pinos ardieron y arrasaron con todo a su paso.

Eldo Brussa, propietario de una de las viviendas que quedó completamente destruida, dijo a Télam bajo una notoria decepción: “Nos enteramos por los medios, y era imposible llegar, no nos dejaban pasar”.

“Vinimos y encontramos una imagen apocalíptica, cuesta creer lo que vemos, parece que pasó una guerra”, describió el hombre, quien afirmó que ahora no puede pensar qué va a hacer en el futuro en ese lote del barrio privado.

Brussa dijo sentir “mucha tristeza, amargura y bronca”, y al ser consultado sobre si se podría haber prevenido con obras o demás acciones para evitar la propagación del fuego, sostuvo que “siempre se puede hacer algo más, pero el pino cuando agarra fuego no lo parás más”.

Sobre esa situación habló también el jefe comunal, quien aclaró: “Por más cortafuegos que hubiera, el fuego cruzó 12 kilómetros en 20 minutos. Se calcularon ráfagas de unos 90 km por hora, y solo lo logramos combatir en las calles”.

Martínez afirmó tener también una “sensación de tristeza, amargura, dolor”, aunque dijo que “reconforta que los vecinos lucharon para que fueran más aliviadas las consecuencias”.

Por su parte, Efrain Agustinoy, desarrollista de Potrerillo Pueblo de Montaña, el sector más dañado donde el fuego arrasó 200 hectáreas y más de 50 viviendas, dijo: “Hemos tenido incendios, pero bueno, no puedo certificar cómo ha entrado, supongo que ha sido algo en el mismo complejo o el juez de paz que ha certificado la caída de una torre de EPEC y que originó todo este lío”.

Fuente: Télam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s