Por primera vez, el peronismo no tendrá quórum propio en el Senado

La Cámara alta, que comanda Cristina Kirchner, tendrá 35 legisladores del oficialismo y 31 de Juntos por el Cambio. Se necesitan 37 para sesionar. Seis representantes provinciales serán decisivos. 

Las elecciones legislativas de este domingo produjeron un hecho institucional sin precedentes en los últimos 38 años: por primera vez desde el retorno de la democracia, el peronismo perdió el quórum propio en el Senado de la Nación.

Las provincias de Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Mendoza, La Pampa, Catamarca, Corrientes y Chubut eligieron representantes para la Cámara alta.

Conocidos los datos del escrutinio, el Frente de Todos ganó sólo en Tucumán, por ajustado margen, y Catamarca, pero perdió en los restantes distritos, de los cuales La Pampa fue decisivo.

En Córdoba, el Frente de Todos sufrió la peor derrota al haber obtenido apenas el 10% de los votos y perdió la única banca que tenía por esa provincia, donde Juntos por el Cambio se impuso con holgura con el 54% de los votos y se aseguró dos bancas para Luis Juez y Carmen Álvarez, mientras que la tercera quedó para Alejandra Vigo, esposa del gobernador Juan Schiaretti.

En Santa Fe, ganó cómodamente, con el 40,1% de los votos, la lista encabezada por Carolina Losada y Dionisio Scarpin, quienes entrarán a la Cámara alta junto con Marcelo Lewandowski, el primer candidato de la lista del Frente de Todos, que perdió la banca que hasta el momento ocupa María de los Ángeles Sacnun, dirigente de confianza de Cristina Kirchner.

El Gobierno no logró dar vuelta las dos derrotas más sorpresivas que tuvo en la PASO, que fueron en La Pampa y en Chubut, por lo que perdió una banca en la primera provincia y dos en la segunda, donde contaba con los tres escaños.

Juntos por el Cambio repitió su victoria en La Pampa con el 48,3% y aseguró dos bancas para Daniel Kroneberger y Victoria Huala, mientras que el Frente de Todos obtuvo el 42,1% y metió en la Cámara alta al actual ministro de Gobierno y Justicia provincial, Daniel Bensusán.

En Chubut, la coalición opositora sacó el 38% y entrarán al Senado Ignacio Torres y Edith Terenzi, mientras que el oficialismo, con 28,3% de los votos, se quedó con la banca de minoría para Carlos Linares.

Mendoza no tuvo sorpresas: la provincia gobernada por el radicalismo consagró a la lista de Alfredo Cornejo y Mariana Jury con el 49% de los votos y dejó en el segundo lugar al Frente de Todos, que con el 26% de los votos retuvo la banca de Anabel Fernández Sagasti, la senadora más cercana a la vicepresidenta.

En Tucumán, Juntos por el Cambio estuvo cerca de dar el batacazo al quedar a tan solo 20 mil votos de distancia del Frente de Todos, que cosechó el 41,4% contra el 39,3% de Juntos por el Cambio: de esta manera, ingresan al Senado Pablo Yedlin y la Sandra Mendoza, por el oficialismo, y el intendente de la capital tucumana, Germán Alfaro, por la oposición.

El Frente de Todos logró retener las dos bancas de mayoría por Catamarca al obtener el 50% de los votos y entrarán la ex gobernadora Lucia Corpacci, acompañada por el actual ministro de Comunicación provincial, Guillermo Andrada, mientras que Juntos por el Cambio obtuvo el 36,9% y una banca para el actual rector de la Universidad Nacional de Catamarca, Flavio Fama.

Corrientes, otra de las provincias gobernadas por el radicalismo, la lista de Eduardo Vischi y Gabriela Valenzuela arrasó con el 59% de los votos y la del Frente de Todos, con apenas el 36,5%, logró retener la banca de minoría para Carlos «Camau» Espínola.

Los nuevos senadores asumirán el próximo 10 de diciembre, cuando el escenario del Senado será muy distinto al que tuvo hasta el momento.

Con estos resultados, el oficialismo tendrá 35 legisladores en el Senado y Juntos por el Cambio, 31. Para poder sesionar sin depender de otras fuerzas políticas, hacen falta 37.

Por tal motivo, serán decisivos seis legisladores provinciales, quienes tendrán la llave para que sesiones el Senado.

El Frente de Todos tiene pocos lugares donde buscar apoyos: los más probables provendrían del rionegrino Alberto Weretilneck y la misionera Magdalena Solari Quintana.

Los demás senadores, que están por fuera de la polarización, suelen votar con Juntos por el Cambio: se trata del salteño Juan Carlos Romero, la neuquina Lucila Crexell y la riojana Clara Vega, del Interbloque Federal.

La Cámara alta es el ámbito institucional donde se venían aprobando hasta ahora los decretos del presidente Alberto Fernández y los nombramientos de jueces.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s