Juicio por Blas: Soledad Laciar apuntó contra Alfonso Mosquera

Con los 13 acusados a sus espaldas, la madre del joven asesinado por la Policía, aseguró que “está empezando a tener miedo”. «Hace dos años que escucho, ¿vos sabes dónde te metiste? ¿A dónde vas a llegar?», expresó.

Estuvo cinco horas en mi casa y dijo un montón de cosas. Lo primero que me dijo fue que siempre quiso acercarse, pero nunca se lo permitieron”, dijo Soledad Laciar, mamá de Blas Correas, sobre Gonzalo Cumplido, en la quinta audiencia por el asesinato del joven en manos de la policía. Cumplido era comisario mayor y subdirector de seguridad capital. Fue imputado (y luego sobreseído) por incumplimiento de los deberes de funcionario público al no acercarse al lugar de hecho. 

En su declaración como testigo, Laciar repasó el encuentro que tuvo con el funcionario que señaló al ex ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera. “Quiso ir al velorio, pero el ministro le dijo que no, él iba a demostrar su inocencia. Me dijo que le habían hecho una cama y se lo querían sacar del medio. Me dijo que primero se enteró el jefe de policial, luego Mosquera y luego el subjefe de policía. Según él, fue el octavo que se enteró”, relató la mamá.

Mosquera le ordenó que no tome contacto con nosotros y pusiera la cara. Le dijeron que ya estaba en manos de la justicia”, agregó Laciar y reprodujo una conversación que Cumplido le contó que tuvo con el ex ministro de Seguridad: “Me dijo que él le preguntó ‘¿Qué hacemos si muere uno más?’, Mosquera le dijo que el único problema que tenemos acá es Blas, el resto lo arreglamos”. 

Continuando su declaración, la mamá de Blas Correas explicó que Cumplido nombró en varias oportunidades a los comisarios Walter Soria y Jorge Galleguillo y le dejó “en claro que había un arma, el da a entender que no fue (al lugar del hecho) porque iba a quedar pegado”.

“El reiteró que había un complot policial, que la policía estaba incontenible. El problema no era que la policía había matado si no a quien había matado, un pibe de clase media. Eso dieron a entender en todas las conversaciones. Antes de irse de mi casa aseguró que era una cama e iba a esperar que lo llamen a declarar. El después iba a salir a contar toda la verdad”, dijo.  

“Estoy empezando a tener miedo”

En otro tramo de su declaración, la mamá de Blas contó su recorrido hasta llegar a la secretaria de Derechos Humanos de la Nación y el encuentro con otras madres cuyos hijos fueron asesinados por la policía

“Mi lucha siempre es que hay un sistema que no funciona. Por ahí sería más fácil apuntar a 13 personas, pero estas 13 personas están en Carlos paz y en otros lados. Ojalá desde el gobierno se den cuenta que no es enfrentar a nadie si no que esto cambie”, expresó. 

Así se refirió al asesinato de Joaquín Paredes: “mi cabeza hizo un click, acá no es solo Blas, me dije. Decidimos con mi familia que debíamos luchar para que algo cambie. Entre en un mundo que desconocía. Un montón de mamás que nos mataron a nuestros hijos, somos mamas que sufrimos las pérdidas de un hijo”. 

Con los 13 acusados a sus espaldas, Soledad Laciar aseguró que “está empezando a tener miedo”. “Tengo miedo que me maten a mis hijos. Hace dos años que escucho, ¿vos sabes dónde te metiste? ¿A dónde vas a llegar? Cuídate. Voy a luchar hasta el final”. 

“Hasta el día de hoy no tengo versión oficial”

Durante la quinta audiencia también declaró el papá, Blas Fernando Correas, y contó que se enteró de la muerte de su hijo cuándo su hermana y su sobrina fueron hasta su casa, “ahí me logran decir que a mi hijo le pegaron un tiro, yo pensé que era un asalto”. 

Luego, en su automóvil fue hasta la Central de Policía, ubicada sobre avenida Colón, para pedir información: “Había entre diez y quince policías. No me dejaron pasar. Pedía por favor que me dejaran pasar. Un familiar me dice luego que a mi hijo lo habían matado”. Fernando Correas relató que, ya en su casa, comenzó a buscar en medios y en las redes sociales para enterarse que había pasado con su hijo. 

En su declaración, el papá del joven dijo que lo llamaron tres funcionarios, la jefa de la policía, Liliana ZárateAlfonso Mosquera que “dijo que quería verme, quedamos en reunirnos y ese día me dijo que el señor gobernador le prohibía que vaya a mi casa”, y Gonzalo Cumplido.

“Hasta el día de hoy no tengo ninguna versión oficial, ni la versión ni asistencia”, agregó. 

El juicio continuará el viernes 23 de septiembre a las 9 con el testimonio del amigo de Blas, Mateo Natali.

FUENTE: LA NUEVA MAÑANA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s