¡ARGENTINA GOLEÓ A CROACIA Y JUGARÁ LA FINAL DEL MUNDIAL!

Fue 3-0 en el Estadio Lusail, con goles de Lionel Messi, de penal, y dos de Julián Álvarez. El astro rosarino jugó un partido memorable. El próximo domingo irá por el título ante Francia o Marruecos.

Un Lionel Messi de leyenda, de cuento, de fábula, de fantasía. Una Argentina guerrera, intensa, insoportable para Croacia. Una hinchada de aguante sin igual segundo a segundo. Y un estadio Lusail con 90 mil almas que terminaron cautivadas por Messi, la Argentina y su hinchada. ¡¡¡Argentina a la final del Mundial!!! Argentina a esperar por Francia o Marruecos con una grandeza despampanante.

Aplastó a Croacia 3-0 con un gol de Messi (de penal) y dos de Julián Álvarez. Otro triunfo soberbio de la Argentina humilde que aprendió de la lección del primero partido con Arabia Saudita. Que aprendió a sufrir. Que aprendió a disfrutar. Que aprendió a jugar como haya que jugar según las circunstancias. Messi, Argentina, la hinchada, el país. Todos a la final, el domingo a las 12. Una realidad hermosamente feliz.

Dibujada por el mejor Messi de todos los Messi, el de 35 años, el que juega mejor que cuando era chico, el Messi del equipo, el Messi más sublime de todos sus tiempos, de todos los tiempos. Chau Croacia. Hola final del Mundial Qatar 2022. Gracias Messi. Gracias equipo.

LO QUE PASÓ EN EL PARTIDO

En los primeros 10 minutos, la estrella de la cancha fue “Cuti” Romero con quites exquisitos. Anticipándose a todos y a todo. Fueron los minutos de estudio que se dieron Argentina y Croacia. Los dirigidos por Lionel Scaloni arrancaron con un 4-3-3 “falso” en el que Mac Allister se paraba más adelante. Con Álvarez bien definido arriba y Messi moviéndose por dónde quería. Croacia se desplegó más o menos igual. Con Luka Modric liberado.

En ese arranque, Messi quedó lejos de la pelota y fueron los europeos los que ganaron la posesión. Con el paso de los minutos, Argentina emparejó tenencia y encontró a Messi. Y si Messi aparece… entonces surge cierta electricidad colectiva y el equipo tiene otra vibra.

Por eso pasó lo que pasó, a los 25 minutos se produjo el primer disparo al arco del partido. Esa Argentina que metió gente en campo de Croacia dio una serie de pases y la finalización de la secuencia fue un remate de Enzo Fernández que hizo simple el arquero Dominik Livakovic.

Croacia tuvo su llegada recién a los 30. Como De Paul se fue a presionar alto, quedó un hueco en el medio que sirvió para que Ivan Perisic la pique sin precisión por sobre Martínez.

Y a la salida de esa jugada llegó el contragolpe en el que Fernández encontró a Álvarez. El del Calchín picó con todo hacia el área y el arquero lo bajó. Penal, penalazo. Y Messi fue el Messi sin piedad y la mandó a guardar a los 34.

Lo que siguió fue un show de fiereza del equipo. El estadio Lusail se venía debajo de emoción y cantos y explotaba con el “Que de la mano de ‘Leo’ Messi… todos la vuelta vamos a dar…”. Y deliró con el “Muchachos, ahora nos volvimos a ilusionar” cuando pasó lo que pasó.

Álvarez corrió con turbinas hacia el área de Croacia y en todo momento amagó con dar el pase pero no lo hizo. Fue y fue hasta que se llevó puesto a los defensores de Croacia, al arquero a todo lo que se le interpuso. Y metió un gol conmovedor. Iban 39.

Croacia quedó en shock, como era de esperar. Argentina se creció, como era de esperar. Y el tercer gol estuvo ahí, cerquita. Livakovic le tapón un cabezazo a Alexis Mac Allister. El final del primer tiempo llegó con la gente haciendo reverencia a Messi, que activó un show de gambetas y amagues para aguantar la pelota y volver loco a todo Croacia.

En el inicio del complemento, el DT croata Zlatko Dalic realizó dos cambios (ingresaron Mislav Orsic y Nikola Vlasic por Sosa y Vlasic). Y como no pasó nada (bueno) para Croacia en los primeros minutos se vino un cambio más: Bruno Petkovic por Brozovic. Los europeos se fueron al frente, soltaron laterales y a la carga.

Argentina sostuvo su ferocidad para disputar cada pelota, para cerrar cada espacio. Lo hacía con un De Paul enérgico, un Paredes con timming, un Enzo dinámico y Mac Allister siempre en el lugar correcto. Mollina y Tagliafico no subían y sí contenían. Y Romero y Otamendi patrullaban los pases filtrados que intentaba dar Modric. Allá arriba, Messi y Álvarez estaban al acecho.

En ese contexto, Messi y Enzo se encontraron para una pared genial que no tuvo final feliz porque el arquero tapó la bomba de “Leo”.

Como Croacia superpobló de atacantes, Scaloni hizo la gran Scaloni: aplicó la línea de cinco atrás con el ingreso de Lisandro Martínez y la salida de Paredes. Iban 17 del complemento. Y ese cambió aplacó el ímpetu de Croacia y le dio aire a Argentina.

Lo que activó el riesgo fue una infracción exagerada y lejana a área que cometió “Cuti” Romero a los 23 minutos. Dos minutos después, Messi hizo una de Messi. Bailó al pobre de Joško Gvardiolm aguantó la pelota y asistió a Julián Álvarez para el 3-0. Lloraban los hinchas. Ya estaba.

Lo que siguió fue darle aire a De Paul con el ingreso de Exequiel Palacios y de resguardar las piernas de Álvarez con el debut de Paulo Dybala. También tuvieron su estreno Ángel Correa y Juan Foyth por Mac Allister y Molina. Sólo los arqueros Gerónimo Rulli y Franco Armani se quedan por ahora sin jugar en el Mundial Qatar 2022.

Argentina, a diferencia de los partidos con Australia y Países Bajos, anuló cualquier chance de reacción de su rival. Lo dejó chiquito a Croacia. Lo borró. Se lo sacó de encima.

FUENTE: MUNDO D

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s