El Ministro de Cultura de la Nación estuvo de visita en Alta Gracia

La presencia de Tristán Bauer, fue a razón de la celebración de los 20 años de la Declaración como Patrimonio de la Humanidad, de la Estancia Jesuítica y Casa del Virrey Liniers.

En diciembre del año 2000, el sistema de Estancias Jesuíticas de Córdoba fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. A veinte años de la declaratoria, para celebrarlo, se diseñó una programación que incluye exhibiciones artísticas, proyectos curatoriales, inauguraciones de obras de restauración de los patrimonios edilicios, charlas, lecturas y conciertos.

En ese marco, el Ministro de Cultura de la Nación Tristán Bauer, recorrió el Museo Nacional Estancia Jesuítica de Alta Gracia, y junto a las artistas Hilda Zagaglia y Antolina Vilaseca participó de la inauguración de la muestra “El Lenguaje de las Cajas“, exhibición cruzada y online con el Museo Comarcal de Manresa, sito en la ciudad de Barcelona, España.

A su vez, el funcionario nacional, acompañado del Intendente Marcos Torres, del Secretario de Gestión Pública, Turismo, Deporte y Cultura, Pablo Soler y de la Directora de Turismo de Alta Gracia, Lara González, recorrieron lugares emblemáticos de la historia y cultura de la ciudad, como el Primer Paredón, el Parque del Sierras Hotel y el Museo Manuel de Falla.

“Es un orgullo para nosotros celebrar el 20° aniversario de la Declaratoria de Patrimonio Mundial por la UNESCO, de nuestras construcciones jesuíticas, y de todo el Conjunto Jesuítico de Córdoba.”

Expresó al respecto, Pablo Soler.

Museo Nacional Estancia Jesuítica de Alta Gracia y Casa del Virrey Liniers

El Museo se encuentra en una antigua residencia del siglo XVII que integró el casco de la Estancia Jesuítica Alta Gracia.

En aquella época, Córdoba era la sede religioso-administrativa de la Provincia Jesuítica del Paraguay, que comprendía partes de los actuales territorios de Paraguay, Uruguay, Argentina, Brasil y Bolivia. Conformaba una red económica, social y cultural que constituía uno de los centros de desarrollo más destacados de Sudamérica.

Además del papel que desempeñó en el período jesuítico, este edificio alojó importantes acontecimientos históricos. Uno de ellos fue, el 16 de abril de 1830, la firma del Pacto de Alta Gracia, tratado de paz, amistad y comercio entre Córdoba y San Juan que representa un antecedente de nuestra formación como país.

La residencia de la Estancia fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1941. En 1968, cuando había sido reconocida como bien de interés público, el Estado la expropió y dio origen a un intenso trabajo de investigación histórica y arqueológica acompañado por tareas de restauración. En 1977 se inauguró oficialmente como Museo Histórico Nacional de la Casa del Virrey Liniers.

En diciembre del año 2000, el sistema de Estancias Jesuíticas de Córdoba fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.

A su vez en el 2010, con el objetivo de identificar los sitios de memoria relacionados con la esclavitud en Córdoba, rescatar el aporte cultural africano y reconocer la raíz afrodescendiente de nuestra sociedad, se formó el Grupo Córdoba La Ruta del Esclavo.

En reconocimiento de este trabajo, en 2014 la UNESCO declaró a la Manzana Jesuítica y a las Estancias Jesuíticas de Córdoba Sitio de Memoria de la Esclavitud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s