Cadena perpetua para el femicida de Aydeé Palavecino

Facundo Giménez, de 23 años de edad, recibió la máxima condena por parte de la Cámara 12 del Crimen de Córdoba, tras haber sido encontrado culpable de asesinar a la joven mamá, vecina de Anisacate, en el año 2019.

Uno de los femicidios que generó mayor impacto en la provincia de Córdoba en los últimos años tuvo desenlace judicial este martes, en juicio oral.

Por unanimidad de jueces y jurados populares, la Cámara 12 del Crimen, encontró penalmente responsable a Facundo Giménez por “homicidio doblemente calificado por mediar relación de pareja y violencia de género”, y lo condenaron a perpetua. La víctima había sido su pareja, Aydee Palavecino (18), en la pequeña localidad serrana de Anisacate.

La defensa del acusado adujo que actuó bajo emoción violenta. El tribunal desestimó ese atenuante y solicitó además que se arbitren los medios necesarios para la realización de un tratamiento psicológico para controlar los impulsos hacia la violencia de género y familiar del condenado.

El primer día de junio de 2019, Aydee Palavecino fue acuchillada por su entonces pareja y padre de su hija, Facundo Giménez, en ese entonces con 21 años.

Aydee vivía con su madre, su padre y su beba de dos meses en Anisacate.

Estudiaba en la Escuela Normal Superior de Alta Gracia para ser maestra. Esa jornada había vendido pastelitos para poder comprarle unos aritos a su pequeña hija.

Aquella fatídica noche el joven atacó primero a su suegro. Luego, cuando su suegra intentó huir con la bebé en brazos, intentó matarla. Llegó a realizarle una herida cortante a la mujer.

Víctima. Aydée Palavecino tenía 18 años y vivía en Anisacate.

Ante este panorama, Aydeé puso su cuerpo para proteger a su mamá y a su hija, y Giménez la asesinó de una cuchillada.

Luego de agredir mortalmente a la joven, el hombre robó una camioneta, huyó de la escena y deambuló toda la noche hasta que se entregó en la comisaría de Alta Gracia al día siguiente.

Un dato que asombró en la investigación es que al acusado se le hallaron papeles en los que parecía haber planificado el ataque a la familia.

El juicio se realizó de manera presencial con protocolo Covid-19 y virtual ya que por su carácter público se podía observar a través de la plataforma de Youtube del Poder Judicial.

El tribunal estuvo conformado por los jueces Gustavo Reinaldi, Ana María Lucero Offredi, y María Gabriela Bella.

LOS ALEGATOS

El fiscal de Cámara, Mariano Antuña, consideró que las pruebas eran contundentes y pidió que se juzgue el caso con perspectiva de género. En uno de los pasajes de su argumento, Antuña tomó en consideración que Giménez plasmó un plan en una hoja que tenía por objetivo matar no solo a Aydee, sino también a su suegra, a su suegro y hasta a su pequeña hijita.

“No importa que el plan no haya sido con los mismos elementos. Esa fantasía había sido escrita y luego se convirtió en acto. Quiso matar a la familia, lo planeó y mató a Aydeé. Lo planeó fríamente y convivió pacíficamente dos días hasta que los toma desprevenidos”, explicó.

Por su parte, el defensor del imputado, Santiago Caeiro, planteó que se trató de una situación de emoción violenta. “Es una persona seriamente afectada. No es como ustedes ni como nosotros”, expresó hablándole al público presente y al jurado popular, y agregó que, para el acusado, una discusión que para otros hubiera sido normal, para él “era un mundo”.

En ese contexto, solicitó que el caso se considerara como homicidio calificado, pero atenuado por mediar una situación violenta. “No se dejen llevar por el dolor de una madre en una situación dramática”, destacó en el medio de su alegato.

LA QUERELLA

En tanto, la abogada querellante que representa a la madre de Aydee, Blanca Barreiro, responsabilizó también al Estado, ya que Giménez había estado preso por otra situación de violencia con otra joven y no se le había realizado un seguimiento posterior a su salida de la cárcel.

“Cuando la hija de Aydee pueda caminar libre por la calle, construir relaciones sanas y enamorarse de quien quiera sin que ello implique riesgo, ahí habrá justicia por Aydee”, destacó Barreiro.

También participó de la querella el abogado Agustín Saieg.

LAS QUE QUEDARON VIVAS

“Generalmente nos enteramos del horror de la muerte, pero pocos saben del derrotero que vivimos quienes quedamos. Les pido en nombre de Aydee y en nombre de su hija que este no sea un juicio más”, expresó Graciela Cortez, madre de la joven asesinada, en una carta leída ante el tribunal y los jurados populares.

También, en el escrito, manifestó que teme que, en un futuro, cuando Giménez cumpla la condena y salga de prisión intente hacerle daño nuevamente a su nieta.

“Aquella noche quiso matar también a la bebé”, recordó. Y pidió mayor seguimiento del Estado. Además, precisó que desde la muerte de su hija debe bucear entre trámites para la tenencia de su nieta, renovar guardias provisorias e incluso “trabajar un poco más” cuando tiene que renovar el certificado de conducta.

El acusado, por su parte, hizo uso de sus últimas palabras y señaló que “nunca” pensó en hacerle daño a Aydee ni a su hija. Pidió que le dieran tratamiento psicológico. “Para poder empezar a hablar más de mis problemas”, dijo.

LA SENTENCIA

El tribunal encontró por unanimidad al acusado culpable del homicidio calificado de su pareja. En cuanto al intento de homicidio a la madre de Aydee, lo encontraron culpable, por mayoría, de homicidio calificado en grado de tentativa. También se lo halló responsable por el ataque al padre de Aydee. Los fundamentos de la sentencia se conocerán en 15 días.

FUENTE: MARÍA LUZ CORTEZ – LA VOZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s