La UNC presentó a Serafín, la computadora más potente del país

El Centro de Cómputo de Alto Desempeño de la UNC sumó un nuevo cluster científico al Data Center. Brindará servicio a investigaciones del país, como trabajos contra el Covid-19.

Llegó Serafín, la supercomputadora de Córdoba creada en la UNC que se convierte en el cluster científico con mayor poder de cálculo en el país. Este desarrollo, ubicado en el Data Center de Ciudad Universitaria, fue impulsado por un equipo interdisciplinario de científicos que bajo la primisa de “una política abierta”, pone recursos al servicio de los trabajos de investigadores de todas las provincias, como así también de países limítrofes. 

El Centro de Computación de Alto Desempeño (CCAD), con el físico Oscar Reula a la cabeza, impulsó el proyecto que surgió mediante el Programa de Adquisición de Grandes Equipos (PAGE) que lleva adelante la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la UNC y demandó 371.748 dólares.

Supercomputadora Serafín by gentileza CCAD

“Esto es en pos de poder crecer, eso nos alegra y hace esperanzar en seguir en este camino”, indicó Reula durante el acto en la UNC y destacó la importancia del desarrollo de esta tecnología de punta en el país. El evento contó con la presencia del  Rector Hugo Juri y el intendente Martín Llaryora, entre otros invitados que participaron de forma virtual, como la presidenta del Conicet, Ana María Franchi.

A su turno, el intendente de Córdoba, Martín Llaryora, expresó que para el desarrollo se necesitan decisiones políticas y destacó el liderazgo de la UNC en este aspecto: “Esta inversión es estratégica, hay respiro de progreso y futuro”, dijo y agregó: “Cuenten con el municipio”. 

Por otra parte, el Rector de la Universidad Nacional de Córdoba, Hugo Juri, enfatizó en la necesidad de formación en ciencia y tecnología: “Lo primero que hay que tener para hacer esto es recursos humanos, formados. Y los tenemos por decisión de la Universidad”, dijo al recordar cuando se cuestionaba la formación de profesionales en estas áreas cuando llegó la empresa Motorola a Córdoba. 

“Destaco la persistencia de seguir en esto”, agregó el Rector en referencia al trabajo de los investigadores del Centro de Cómputo de Alto Desempeño. 

Qué es Serafín

“Es un proyecto que armamos muchísima gente cuyo director es Marcelo Mariscal, vicedecano de la Facultad de Ciencias Químicas de la UNC, presentamos un montón de grupos con proyectos en distintas áreas. Nos encolumnamos atrás de todo esto, y no solo ganamos el financiamiento sino que salimos primeros”, contó días atrás a La Nueva Mañana, Nicolás Wolovick, doctor en Ciencias de la Computación, investigador, docente y parte del directorio del  CCAD.

El servicio que ofrece el Centro de Cómputo de Alto Desempeño no solo apunta a reforzar proyectos científicos de distintas disciplinas sino que ha dado prioridad en el sistema de cómputos a las investigaciones sobre Covid-19, que necesitan realizar simulaciones en los clusters. A su vez, ha sumado cooperación con empresas públicas y privadas, como el caso de la Fábrica Argentina de Aviones (FadeA) donde le proveé horas de cómputo para cálculos de dinámica de fluídos computacional para el desarrollo del avión de entrenamiento primario IA-100 Malvinas, que lleva adelante la empresa. 

La supercomputadora Serafín, que toma el nombre de uno de los personajes de la historieta argentina “Inodoro Pereyra” de Roberto Fontanarrosa, tiene una capacidad para hacer 156 billones de operaciones por segundo (156 Tflops de potencia de cálculo), posicionando a Córdoba en la línea uno, en cuanto a Cómputo de Alta Performance (HPC) en Argentina.

Serafín Ccad

 A modo ilustrativo, podría decirse que una ejecución que se demora un día en una máquina de escritorio, en Serafín, con el poder de cómputo que tiene -salvando la distancia- tardaría aproximadamente, menos de un minuto. Además de poder hacer cálculos que en una computadora como la que utiliza el común de los mortales, jamás serían posibles. Este cluster para las y los investigadores de distinta disciplinas, que necesitan de la tecnología de punta para simulaciones de fenómenos complejos, es oro: reduce costos y tiempo. 

Este proyecto que llevó meses de gestión y trabajo, se suma a los otros cluster, de similar tecnología, con los que viene trabajando el CCAD: Mendieta (9 Tflops), Mulatona (6 Tflops) y Eulogia (56 Tflops). 

Wolovick también explicó que se llama supercomputadora porque son 60 ordenadores interconectados y que a su vez, cada uno es muy potente. Tienen capacidad para funcionar como si fueran una sola pc y con características muy especiales: “puede estar funcionando las 24 horas del día durante cinco años seguidos sin que falle nada. Ni las fuentes, el procesador, ni tampoco la memoria que puede hacer autocorrección de errores”. Todo eso hace que sea costosa, pero lo importante es que “es una máquina que se puede utilizar como si fuera una sola computadora”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s