Misterio en Córdoba: un mes sin rastros de Eduardo Saad

El hombre de 77 años está desaparecido desde el 30 de junio, cuando dejó su auto en calle Las Playas, en barrio Escobar de Córdoba Capital. “Es desconcertante”, aseguró sobre el caso, el fiscal Vázquez.

Eduardo Saad (77) es un misterio desde hace ya un mes. El 30 de junio pasado salió de su casa, en barrio San Martín de Córdoba Capital, y condujo hasta la casa de su ex, en barrio Escobar. Sobre calle Las Playas dejó estacionada la camioneta cerca del mediodía, y desde entonces nada se sabe de él.

“Tenemos la certeza de que él llevó la camioneta hasta ahí porque un vecina lo vio”, contó Javier, su hijo, y repasó cada dato que pueda haber resultado significativo desde entonces.

La investigación por su desaparición aún no ha dado resultados: se relevaron cámaras de seguridad de casas vecinas, se realizaron rastrillajes en el río Suquía, se citó a cada una de las personas que se habían comunicado con él en los últimos días.

“Ya está todo relevado, su teléfono –que había quedado en su departamento de calle Martín García-, sus amigos citados… no hay pistas”, explicó Javier.

“Mientras no me lo traigan muerto, yo voy a creer que está vivo, porque voy a buscar siempre por el lado bueno. Llevo días buscándolo y la verdad es que te vuelve loco no saber qué pasó”, afirmó.

El fiscal Horario Vázquez, a cargo de la investigación desde el inicio de la feria judicial, aseguró que se encuentra ante un caso complejo: “Pocas veces he visto una investigación tan detallada y prolija como la que lleva en este caso Protección de las Personas, pero no hay nada, ni un rastro”.

En diálogo con La Voz, Vázquez aseguró que no se descarta ninguna hipótesis. “No descartamos nada, todas las pistas se han seguido y hasta acá, nadie sabe nada de él”, afirmó.

Y detalló: “Se han hecho allanamientos, se han pedido informes a los bancos sobre movimientos en sus cuentas, se han ordenado numerosos procedimientos pero sin resultados, se relevaron cámaras de seguridad públicas y privadas, y no se lo puede rastrear. Es desconcertante”.

En el departamento, al día siguiente de su desaparición, los hijos encontraron su teléfono celular enchufado, también sus remedios, su bolso y su ropa, por lo que descreen que se haya ido por sus propios medios.

Según pudo reconstruir la familia, Eduardo llevaba puesto un jogging negro con tiras blancas, zapatillas azules, un pulóver oscuro con un chaleco verde, y una campera negra. El hombre vive alrededor de 1.70 metro, es robusto y de tez trigueña.

“La incertidumbre es lo peor”, aseguró Javier, quien junto a su hermana creó una cuenta de Instagram para difundir la búsqueda @papatebuscamos.

Desde la familia, piden que cualquier persona que pueda tener información sobre el paradero de Eduardo, se ponga en contacto con la Policía, con la unidad judicial más cercana, o con ellos al 3515182340 (Inés) 3513023410 (Javier).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s