Separaron a las siamesas de Anisacate unidas por el hígado e intestino

A cuatro meses de nacer, las gemelas Martina y Esperanza se recuperan de la compleja intervención, de la que participaron 30 profesionales en el Hospital de Niños. Actualmente tienen pronóstico reservado pero estable.

Profesionales de la salud pública en Córdoba fueron protagonistas de un momento histórico. Después de cuatro meses de investigación y simulacros, separaron a las siamesas Martina y Esperanza, que compartían el hígado y el intestino delgado

Las gemelas nacieron en agosto en el Hospital Materno Provincial y el pasado martes fueron sometidas a una cirugía compleja que tuvo varias etapas en el Hospital de Niños: en primer lugar la separación y luego la reconstrucción de cada una de ellas por separado. 

Participó un equipo de 30 médicos. Enrique Romero, jefe quirúrgico (MP. 20339/3), y Ariel Sferco, cirujano pediátrico (MP. 20860/2), encabezaron la intervención.

Romero explicó que a 72 horas de la separación, Martina y Esperanza están en terapia intensiva con soporte ventilatorio mecánico. “Están en una situación delicada, pero estables. Somos optimistas”, aclaró.

El jefe quirúrgico remarcó que en ningún momento improvisaron y cada paso que dieron fue discutido y simulado: “Todo fue simulado varias veces para poder optimizar y que cada uno tuviera su rol y no improvisar sobre la marcha”. Además, reconoció estar satisfecho porque “hasta los momentos críticos que atravesaron en el quirófano estaban previstos”.

Por su parte, Ariel Sferco reveló que los casos de siamesas o gemelas unidas son muy pocos frecuentes y se espera, por ejemplo, que en Córdoba surja uno cada 10 o 15 años. 

En este contexto, “los médicos no tienen la oportunidad de vivir varios casos y juntar experiencia”. “Es la primera vez que lo hacemos en el Hospital de Niños. Esto nos demanda desde el primer día ponernos a estudiar, organizar, coordinar equipos. Recurrimos a nuestro exjefe, Víctor Defagó, que ha tenido experiencia y fue nuestra guía”, subrayó.

El cirujano pediátrico destacó el trabajo que realizaron las dos instituciones y el trabajo en equipo para lograr separar a las bebas. También resaltó el vínculo que pudieron construir con la familia durante estos cuatro meses: “Nos acompañaron en todo sentido hacia adelante”.

FUENTE: EL DOCE

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s